Hablando de programas de Diseño Gráfico

gracias por venir

LOS DISEÑADORES VALORAMOS

CADA PROGRAMA

Por supuesto que todos tienen una función diferente pero también podemos analizar los programas según sus herramientas y facilidad de uso.

6
¿Qué programa es más fácil de utilizar?

¿Qué programa es más fácil de utilizar?

SSUCv3H4sIAAAAAAAEAJ2TTY/bIBCG75X6HyLOQQLjYOi9996jPQwfjtFiYxncVbTKf19sxymJ9tQb8w7zzIz98vnzx+GAFESn0a/D5xLl2Hk/xzRBcmHIMjne9ckOxk6lYo1LYXLgS1FB0t0Avc3iMHu/yLc1iWKCNEcbl2Z3SUOyl8zYxAdim+i8xYc9sSZzRU4hdCy0OKtV26Xb8b8rt8Pbvg1c7KCv/2bLkpks9DG5dcNzwaKUP7FpRV5i9ujz9kgg5S4xBf0+diGFF+QfG0Zvnyi/zay3f/MNy9gxRJdWVHxhVfJ5muY7AHjory+FTHMuBCjcNlrjWrcEC84tlpTmjK2Iap8X1Q2ruWEV1qY+4do0JwxV3WLFTFVZRRQxRfPtcCt8MllvYfPJebcabzg0OoMIz0guaiwbK/BJUUYoECuEWZHbLuj9I9mpL50Gs3GhMNnfoMEvF1jReZycdsOlKAupW02/l+kwD2m6lkZCPoQRlF/80Gam3fUOYszXza4XjXR+YqEv+gwhrQvfqcjkh7GElFFZUyFqSQlhDatOaH9M2TPOlCtu76tzObVOuOtumQDJhglZE44VbzmupWwxGAmY5b/I2paIVsr8CW9f+yfAABYEAAA=

¿Es la educación virtual buena o mala?

Durante los últimos veinte años, he escuchado muchas veces esta pregunta sobre la educación virtual. Puede ser tentador para sus aficionados decir «por supuesto que es buena» pero veo esto como una especie de «pregunta con trampa». Deberíamos considerar esta pregunta en el contexto del aula tradicional.

¿Acaso nuestras experiencias en aulas tradicionales han sido fantásticas? Todos hemos tenido clases estupendas en ambientes tradicionales y tal vez otras que no lo eran tanto. Yo sugeriría que la calidad y la eficacia del aprendizaje no están vinculados a un «tipo» de enseñanza.

De la misma manera que podemos llegar a tener buenos (y no tan buenos) cursos presenciales en aulas de clase tradicionales, también podemos tener buenos (y no tan buenos) cursos en línea. Además, re-conceptualizar y convertir una clase tradicional en un curso virtual no necesariamente hace que sea mejor o peor.

¿Qué nos dice la investigación? ¿Y cuáles son las lecciones para la enseñanza – aprendizaje en el futuro?

Investigación sobre la educación virtual.

Una gran cantidad de estudios han examinado la educación virtual. Exploran la eficacia a través de una serie de criterios, como la satisfacción, retención y el rendimiento.

Un análisis objetivo publicado por la Asociación Americana de Investigación Educativa (¿Cómo se compara la educación a distancia con las clases presenciales en las aulas? Un Meta Análisis de la Literatura Empírica) examinó la información entre 1985 y 2002.

Los autores analizaron 232 estudios en todos los niveles académicos (K-12 y superior) que examinan los logros (sobre la base de 57.019 estudiantes), actitud (en base a 35.365 estudiantes) y la retención (basada en 3.744.869 estudiantes) los resultados. Este meta-análisis destacó que algunas aplicaciones de la educación en línea son mejores que la enseñanza en clase y algunas eran peores.

Otro memorable análisis a cargo del Departamento de Educación de EE.UU. en 2010. La evaluación de los métodos evidenciados en el aprendizaje en línea: Un meta-análisis e inspección de la educación virtual encontraron que, en promedio, los estudiantes de aprendizaje en línea obtuvieron mejores logros ,modestamente mejor, a quienes recibieron la clases cara a cara.

¿Qué deberíamos concluir de esto?

Creo que nos dice que el aprendizaje en línea puede ser eficaz – pero eso por sí solo no es una garantía de que será eficaz. No está predeterminado que la educación en línea es mejor (o peor) que un aula tradicional.

Quizás la pregunta más importante que debemos hacernos es: «¿Cómo puede la educación en línea ser eficaz?»

Desarrollando un curso en línea.

Después de dos décadas de trabajo y dedicación en este campo, creo que podemos impactar positivamente la experiencia del aprendizaje para los estudiantes de los cursos en línea. Un aspecto vital de esto es el apoyo y la capacitación prestada a los quienes están diseñando cursos en línea y que abiertamente discutamos las ventajas y limitaciones de este «tipo de aula».

Los cursos en línea efectivos se desarrollan a través del diseño sistemático de la instrucción con énfasis en el logro de los objetivos de aprendizaje del curso. El rigor de este enfoque para el desarrollo del curso y la creación de actividades de aprendizaje (que varían por supuesto) es fundamental para crear un ambiente de aprendizaje eficaz y potencializa el aprendizaje de los estudiantes y su construcción de nuevos conocimientos.

Una planificación cuidadosa del curso toma las mejores prácticas (por ejemplo, la consistencia de la interfaz del curso y una estructura similar de todos los módulos del curso) en cuenta y debe estar completa antes del inicio del curso. En un investigación publicada resultó muy interesante ver a los profesores pasar por el proceso de reconocer que este enfoque de conciencia en la revisión pedagógica también tiene un impacto positivo en las aulas tradicionales.

Es cierto que una gran ventaja de la educación virtual es que existe un mejor acceso para los estudiantes, como eliminar constantes desplazamientos a una ubicación específica en un momento determinado. Estudios anuales documentan que millones de estudiantes pueden matricularse en cursos en línea. Pero ¿cuáles son las ventajas educativas del aula en virtual?

Un error común de la educación en línea ha sido que es una experiencia de aislamiento para los estudiantes. De hecho, los estudios que he realizado con colegas muestran todo lo contrario.

A través de foros de discusión diacrónicos, puede aumentar la interacción, tanto en cantidad como en calidad, con y entre los estudiantes. Estas discusiones en clase no están limitados a una pequeña ventana de tiempo, pero pueden ocurrir más de una semana o dos. Este entorno permite a todos los estudiantes involucrarse y participar activamente en la discusión.

Compare esto con un aula tradicional, donde la discusión podría ser dominada por solo una parte de los estudiantes, mientras que el resto de la clase es indiferente al tema. Cada estudiante en línea puede tener una voz y ser escuchados. Además, la ampliación del tiempo para la discusión le permite a los estudiantes reflexionar y explorar la información adicional, considerar las opiniones de sus compañeros de clase cuidadosamente y luego tomar el tiempo para construir su propia contribución, que puede conducir a respuestas de mayor calidad.

Otra ventaja es la posibilidad de facilitar la revisión por parte de otros compañeros – una estrategia de enseñanza favorable para que los alumnos compartan sus puntos de vista personales y conocimientos con sus compañeros de clase con respecto a la información o proyectos. Esta retroalimentación beneficia al sentido crítico y redactor del estudiante. La gestión de la revisión por parte de los compañeros es mucho más fácil en mi aula virtual (un panel de discusión permite intercambios) en comparación con mi aula física con las limitaciones correspondientes, donde los estudiantes tendrían que traer copias de su trabajo para distribuir a sus compañeros de clase y luego deberán crear un evento adicional para el intercambio y obtener de alguna manera la retroalimentación.

Énfasis en aprendizaje.

Esto no pretende ser una crítica al aula de clase tradicional. He disfrutado de la enseñanza en los espacios físicos durante más de 25 años y la experiencia ha sido gratificante y valiosa. Voy a seguir haciéndolo. Pero creo que tenemos que tener cuidado de no idealizar el aula tradicional.

No todas las experiencias de aprendizaje tradicionales son iguales. Hay una diferencia significativa entre una conferencia en un gran auditorio con cientos de estudiantes y una pequeña sala de seminario con 15 estudiantes.

El aula física tiene una ventaja – la «espontaneidad» de la discusión que puede ocurrir. Estas ocasiones pueden ser oportunidades maravillosas de aprendizaje. Esta falta de espontaneidad ha sido una limitación en las aulas virtuales, debido a las limitaciones de ancho de banda requeridas para las trasmisiones (síncrono) de las conferencias web. Sin embargo, algunos de los retos tecnológicos recientemente se han aliviado y me siento capaz de complementar mis cursos en línea con las discusiones de clase donde los estudiantes pueden ver y escuchar a los demás, independientemente de su ubicación física.

 Entonces, ¿Cuál es el futuro de las clases en línea? Mi esperanza es que sigamos evolucionando diferentes modelos de aprendizaje en línea. El espíritu de los cursos en línea «mixtos» o «integrados» se esfuerza por capturar lo mejor de la virtual con la mejor de las experiencias de aula tradicional.

En última instancia, creo que vamos a progresar y desarrollar la instrucción hasta el punto donde estas distinciones con base histórica y términos categóricos se difuminen y logren ser menos significativas, y simplemente nos vamos a enfocar en el aprendizaje.

educ-semipresencial

Cómo aprovechar las oportunidades de la formación online

El aprendizaje online cada vez adquiere mayor relevancia, tanto en los microaprendizajes como forma de acceder a cursos con mayor flexibilidad.

Lo que ocurre es que a menudo se confunde el hecho de acceder a una formación online con la gratuidad o la facilidad para obtener la respectiva titulación. Sin embargo, esto se debe a no haber elegido apropiadamente la institución o el curso en sí mismo. Y es que en Internet hay millones de recursos para ampliar nuestros conocimientos, pero no todos merecen el mismo reconocimiento. Es por esta razón que es importante tener en cuenta qué tipo de formación online es de calidad y cómo buscar exactamente lo que queremos:

  • Obtener una titulación acreditada y de un centro de estudios reconocido.
  • Disponer de unos docentes cualificados, quienes nos deberán acompañar y asesorar eficazmente a lo largo de todo el proceso de aprendizaje.
  • Estudiar un programa de estudios actualizado y con un temario vigente.
  • Ser correctamente evaluados, pudiendo detectar eficazmente nuestros errores y seguir un aprendizaje crítico.
  • Resolver nuestras dudas siempre que sea necesario y de forma rápida.
  • Presenciar clases online en directo para una comunicación bidireccional y, cuando no podamos acudir a ellas, disponer de ellas y todo el material didáctico en una plataforma online.
  • Tener acceso a otros alumnos, para poder contactar con ellos cuando queramos.

¿Cómo sacar el máximo partido a los recursos que hay disponibles en Internet para conseguir una formación accesible y satisfactoria?

Cómo buscar formación online: Consejos y recursos a tu alcance

Los criterios para buscar un curso online que se adapte a nuestras necesidades y expectativas son equivalentes a los que empleamos para una formación presencial, no obstante, algunos consejos podrían serte de gran utilidad.

Además de asegurarte de que la formación online en la que te estás interesando cumple con todos los puntos que hemos indicado en el apartado anterior, hay que considerar algunos factores.

Estas son las recomendaciones que debes tener en cuenta a la hora de elegir tu formación online:

  • Objetivos y metas de estudio

¿Qué objetivos persigue el curso mediante su programa de estudios? Debes tener en cuenta qué se espera de tu aprendizaje y la forma en la que está estructurado el curso para que puedas organizarte y hacerte una idea de cómo será tu formación.

  • Certificado de estudios

Descubre si el certificado que obtendrás al finalizar tus estudios está homologado y qué podrás conseguir con él en tu vida académica o profesional. Como ocurre en el ámbito presencial, no es lo mismo un master oficial que uno propio, ni suponen el mismo reconocimiento en el mercado laboral.

  • Solicita más información

Infórmate de los contenidos del curso. No tengas miedo de rellenar un formulario con tus datos. Seguro que, si lo solicitas, podrán asesorarte de una manera mucho más específica que si te quedas con lo que te ofrecen en su página web.

  • Conoce la plataforma y las herramientas digitales

Trata de verificar a través de qué tipo de plataforma se impartirá el curso, si los contenidos ofrecen una buena accesibilidad, qué tipo de recursos ofrecen y cuáles son las nuevas tecnologías que la compañía aprovecha para ayudarte en tu formación online.

Por ejemplo, un sistema de avisos mediante notificaciones podrá servirte para saber si un profesor o alumno ha contactado contigo, si han subido nuevo material o si la masterclass online está próxima a realizarse.

  • Valora los servicios complementarios

¿Se celebran periódicamente encuentros presenciales entre el profesorado y el alumnado o se organizan determinados eventos? Averigua si hay videoconferencias o foros de debate que puedan ayudarte a una formación más completa.En algunos lugares puedes seleccionar en el buscador de estudios universitarios todas las carreras de grado, cursos, másteres oficiales, doctorados o títulos de postgrado que hay disponibles con modalidad online en función de tu sector o intereses.

Las 10 ventajas de la formación online

La formación online es un efectivo mecanismo de enseñanza que tiene ciertas ventajas y que te permitirá conseguir lo que estás buscando en tu vida profesional.

Además, es la forma de aprendizaje más útil para la formación continua de los profesionales que quieran mantener un perfil competitivo, innovador y renovar competencias que les permitan acceder a mejores puestos de empleo o proyectos más ambiciosos.

La flexibilidad del aprendizaje es uno de los rasgos más destacados de las clases online, aunque la implicación y el compromiso de cada estudiante es lo que determinará el éxito y la evolución en el aprendizaje.Aquí tienes una selección de las ventajas que te proporcionará dedicarte a formarte a distancia:

1Miles de oportunidades de formación

¿Qué estudiar? Es muy amplia la variedad de cursos a la que puedes acceder a través de Internet, por eso será bueno que elijas el que más se ajusta a tus necesidades y a tu nivel educacional, ya que hay cursos de grado, MBA, máster y otros.

2. Costes

El dinero que el estudiante deberá invertir para poder completar sus estudios no será un problema. Debido a que el centro de estudios se ahorra una considerable suma de costes al proporcionar una formación online, el precio de la matrícula es mucho más económico al de una modalidad presencial.

Las clases en línea suelen ofrecen materiales que podrán ser descargados por cualquier alumno desde su ordenador, incluso la descarga de conferencias, textos y cualquier otro material adicional.3.Te permitirá ahorrar tiempo

Los cursos a distancia obviamente no son presenciales, lo que te permitirá ahorrar el tiempo que gastarías en trasladarte y en estacionar tu vehículo si fueras a un curso tradicional.

Esta modalidad, te permite disponer mejor de tu tiempo y ganarás en calidad de vida, ya que, podrás distribuirlo en función de tus prioridades personales y profesionales, sin restricciones de horarios.

4. Elige cuándo estudiar

¿Rindes más de mañana o de noche? Si optas por un programa a distancia podrás elegir cuándo estudiar de acuerdo a tu gusto y el resto de tus actividades.

Lo ideal es que te establezcas una rutina para conciliar con éxito el trabajo y las clases.Pero, lo mejor de todo es que esta rutina no tendrá por qué ser permanente y podrás ir alternándola para adaptarte mejor. Eso sí, una formación online requiere constancia y es conveniente ser muy disciplinados para no perder el ritmo de estudios y evitar distracciones.

5. Flexibilidad para completar tareas

Los cursos presenciales requieren que los estudiantes completen sus tareas en un plazo, pero quienes opten por la modalidad online podrán hacerlo cuando lo consideren.

Puedes adelantar esas tareas o trabajos para poder irte de vacaciones y desconectar, o bien ir trabajando poco a poco en cada tarea y completarlas con los recursos que vayas consultando.

6. Permite la formación continua

Muchas personas deciden dedicarse a las tareas del hogar hasta que sus hijos comienzan la escuela. Por esto, dejan momentáneamente su carrera.Sin embargo, durante ese período de pausa pueden continuar capacitándose, de manera de que, cuando retomen sus labores, estén actualizados y conseguir un perfil profesional más atractivo para los reclutadores de personal. 

7. Equilibrar trabajo y estudio

Esta es otra de las grandes ventajas de los programas en línea.

Los cursos online te permitirán conciliar ambas actividades sin padecer el estrés propio de quienes deben trabajar y en tus ratos libres asistir a clase.

8. Tus cursos no se atrasarán

A veces, por cuestiones climáticas, muchas clases de cursos convencionales pueden cancelarse, lo que implica que el semestre se alargue. En las clases online eso nunca sucederá, incluso si tu Internet un día no funciona.

9. Enfocarte en tus necesidades

Los programas online permiten al estudiante focalizarse en las tareas que serán de su utilidad para el trabajo, y así también, ahorrar tiempo.10. Transferencia de créditos

Algunos centros de estudio te permiten obtener algunos créditos online y otros de forma tradicional.

De esta forma, viajar al extranjero o a un lugar muy lejano a tu centro de estudios no será un problema. Todo será cuestión de cómo te organices para abarcar todos tus proyectos.

Los cursos online pueden ser la mejor forma de comenzar a estudiar esas materias o competencias que siempre has tenido pendientes, como los idiomas o el manejo de programas informáticos.

unnamed-1

10 consejos para realizar con éxito un curso virtual

El aprendizaje en línea ofrece muchas ventajas además de ser un método eficaz, rápido y fiable. Facilidad de acceso, flexibilidad, comunicación constante, reducción de los tiempos de aprendizaje, son algunas de las ventajas. No obstante, requiere por parte del/la estudiante de ciertas habilidades para completar con éxito el curso.

#1 Entiende cómo funciona la metodología de aprendizaje en línea.

Las ventajas del aprendizaje en línea son innegables: puedes formarte de una manera fácil, en cualquier tiempo y en cualquier lugar, y a tu voluntad. Pero nadie ha dicho que sea fácil. Tu motivación y autodisciplina son claves para el éxito del aprendizaje y es preciso que desde el primer día estés implicado en todo el proceso formativo y tengas el control de tu experiencia de aprendizaje.

#2 Usa la tecnología adecuada.

Es esencial disponer de un acceso fiable y una buena conexión a Internet ya que ante incidencias técnicas frecuentes, puedes perder concentración y tu rendimiento bajar. Confirma los requisitos técnicos antes de empezar el curso e instala la última versión de tu navegador web.

#3 Dispón de un entorno adecuado para el estudio.

Es importante buscar un sitio adecuado a la hora de acceder al curso en línea. Un ambiente donde te sientas cómodo/a, tranquilo/a y libre de distracciones y que permita tu rutina de estudio. Pide a tus amigos y familiares, que aprendan a respetar tu “manera de trabajar”. Te recomendamos que no estés conectado/a a otros sitios web o redes sociales, así como silenciar el teléfono móvil para conseguir la máxima concentración.

#4 Familiarízate con la plataforma virtual

A pesar que la plataforma virtual sea muy intuitiva y amigable, puede presentar ciertas dificultades para aquellos/as que no estéis acostumbrados/as al uso de las tecnologías. Por este motivo, es muy importante dedicar un tiempo al inicio del curso a la lectura de la guía de usuario y a la familiarización y configuración de la plataforma.

#5 Ten en cuenta las metas y objetivos de aprendizaje

Debes tener muy claros los objetivos de un curso en línea. El curso está estructurado de manera que puedas organizarte y avanzar a tu ritmo, sabiendo en todo momento cuáles son los objetivos y si los estás consolidando a través de las evaluaciones optativas y obligatorias.  Ten en cuenta en todo momento lo que se espera que aprendas al finalizar cada módulo.#6 Revisa los apuntes y autoevalúate con regularidad

Las revisiones de los apuntes  y las repeticiones periódicas de los test evaluativos, no sólo mejorarán tu memoria, sino que también te ayudarán a entender mejor lo aprendido.

#7 Planifica tu tiempo 

En los cursos online no hay docentes o compañeros de clase que te recuerden constantemente las tareas que debes realizar. Si quieres rendir al máximo, asegúrate de aprender a gestionar tu tiempo de manera eficaz y a organizar la carga de estudio.  Ser constante en tus hábitos de estudio te ayudará a concentrarte más y a aprender más en menos tiempo.

La flexibilidad que ofrece un aprendizaje en línea, disponible las 24 horas del día, favorece el posponer las tareas. Con tal de evitarlo, es aconsejable detallar las diferentes etapas y definir un calendario y horario a seguir.

#8 No dudes en preguntar

Usa el foro y el servicio de mensajería de la plataforma cuantas veces sea necesario. Es crucial la interactividad con tu tutor/a y para ello te recomendamos remitir cualquier duda sobre el contenido y funcionamiento del curso.

Si no pides ayuda cuando la precisas, puedes ir quedándote atrás y tu autoestima disminuir al no poder avanzar convenientemente. 

#9 Ten una actitud positiva

Tu motivación siempre debe estar activa. Persiste ante las dificultades y verás como a medida que vas alcanzando progresivamente los objetivos y metas, te sentirás mejor. Acepta que hay días menos productivos que otros y date una recompensa al completar una tarea difícil.

#10 Tómate un descanso

No es conveniente dedicar al estudio muchas horas seguidas ya que el rendimiento disminuirá, para ello es importante hacer descansos cambiando de escenario, dándose un paseo, desconectando para despejar la mente antes de seguir con el curso.

okay

7 consejos para tomar clases en línea

La llegada de las nuevas tecnologías y el gran avance que ha tenido Internet en los últimos años han provocado numerosos cambios en prácticamente todas las áreas.

La Educación es, de hecho, una de las áreas que más ha cambiado, y seguirá cambiando para aprovechar al máximo los beneficios que ofrecen las Tecnologías de la Información.

Anteriormente si deseabas tomar algún curso debías asistir físicamente, lo que a menudo planteaba desafíos para los profesionales que trabajan o aquellos con horarios complicados. Ahora, gracias a los avances de la tecnología, es más fácil que nunca encontrar una opción que ofrezca la flexibilidad que necesitas, ya sea a través de clases presenciales tradicionales, aprendizaje en línea o una combinación de ambos.

Hay muchas ventajas respecto a los cursos en línea se refiere; te permiten aprender cuando y donde sea, lo que hace más fácil continuar con tu preparación profesional y al mismo tiempo equilibrar los compromisos laborales y familiares.

El aprendizaje en línea te ofrece también un acercamiento a un gran número de opciones a estudiar de distintas instituciones del país o incluso de otros, que de la manera tradicional hubiera sido casi imposible su acceso.

Sin embargo, las clases en línea pueden presentar desafíos únicos si no estás preparado. Pero si desarrollas habilidades para un aprendizaje en línea efectivo, encontrarás que los cursos pueden ser una excelente alternativa a un entorno de aula tradicional.

Aquí hay algunos consejos para el éxito del aprendizaje en línea para asegurarse de obtener el máximo valor de su próximo curso.

1. Trata a tu curso en línea como un curso «real».

Cuando se trata de clases en línea, debes tener la disciplina para sentarse y decir: «Voy a trabajar en esto», así como la dedicación para seguir adelante. Aunque puedes ser flexible en cuanto a cuándo eliges completar tu trabajo durante la semana, no puedes posponerlo indefinidamente.

Una de las maneras más fáciles de garantizar el seguimiento es recordar que estás pagando para tomar este curso en línea, tal como lo haría para una clase tradicional en persona. Si el curso es gratuito; aprovecha la oportunidad de tener acceso al conocimiento totalmente gratis, ya que es un lujo que muchos no se pueden dar.

Trata a tus clases en línea de la misma manera que lo harías en una clase presencial, o, mejor aún, en un trabajo, y comenzarás con el pie derecho.

2. Hazte responsable.

Establece metas al comienzo y verifica tu progreso de forma periódica. En un entorno de clase tradicional, a menudo recibirías recordatorios verbales o visuales de la próxima fecha de vencimiento de una tarea. Pero sin que un profesor te lo recuerde activamente, depende de ti asegurarte de haber asignado el tiempo suficiente para completar el trabajo.

Si tienes problemas para responsabilizarte, únete a un compañero de clase o solicita la ayuda de un familiar o amigo para que se registre como socio responsable y te ayude a dar seguimiento al cumplimiento de tus tareas. Al ser organizado, proactivo y consciente de sí mismo, puedes aprovechar al máximo tu clase en línea.

3. Practica la gestión del tiempo.

La flexibilidad para crear tu propio horario es a menudo uno de los mayores atractivos de tomar clases en línea. Pero esa libertad también puede ser perjudicial si no tienes habilidades sólidas de gestión del tiempo. Sin ellos, es posible que tu aprendizaje se vea mermado.

Aunque la forma en que manejes tu tiempo dependerá de tu horario, estilo de aprendizaje y personalidad, aquí hay algunos consejos valiosos para ayudarte a practicar y mejorar tus habilidades de gestión del tiempo:

  • Mira el programa al inicio de cada curso y establece pequeñas metas, las cuáles te sean fácil de cumplir.
  • Márcalas en un calendario que revises regularmente para que sepas qué carga de trabajo vendrá en las próximas semanas.
  • No olvides tener en cuenta los compromisos previos que pueden interferir con tu horario de estudio regular, como eventos o vacaciones, para que puedas darte suficiente tiempo extra para completar las tareas.
  • Establece un horario semanal que puedas seguir, designando ciertas horas cada semana para leer, ver conferencias, completar tareas, estudiar y participar en foros.
  • Comprométete a hacer que tus cursos en línea formen parte de tu rutina semanal y establece recordatorios para que completes estas tareas.
  • Consulta periódicamente tu avance y compáralo con tus metas iniciales, haz un poco de autoreflexión sobre tus progresos y de ser necesario realiza ajustes para que puedas cumplir con tus objetivos.
4. Cree un espacio de estudio regular y manténgase organizado.

Establece un entorno de aprendizaje dedicado para estudiar. Al tener un horario y espacio dedicado, esta actividad comenzará a establecerse como una rutina. Ya sea que tu espacio de trabajo sea la mesa de su cocina, una biblioteca o la mesa de la esquina de una cafetería local, es importante determinar qué tipo de ambiente funcionará mejor para ti. Experimenta para descubrir qué tipo de entorno aumenta tu productividad y concentración. Sea cual sea el lugar que elijas, debe ser el idóneo para que puedas tomar tu clase sin tantos distractores.

También debes asegúrate de que haya acceso a Internet estable y adecuado que te faciliten tomar tu curso en línea y no sea todo lo contrario.

Organiza todo el material que pudieras necesitar para tu curso, esto te ayudará a configurar un espacio de trabajo adecuado que te ayude mantenerte en el camino hacia el logro de tus objetivos. Al configurar su espacio de estudio, asegúrate de:

  1. Tener una conexión a internet de alta velocidad.
  2. Tener los libros, materiales y software necesarios para el curso.
  3. Eliminar las distracciones. Desde Netflix hasta las redes sociales y los platos que se acumulan, te enfrentarás a muchas distracciones que pueden descarrilar fácilmente tus estudios.

Los mejores estudiantes en línea saben cómo disminuir estas distracciones y reservar tiempo para concentrarse.

Exactamente qué tan desafiantes serán estas distracciones dependerá de tu propia personalidad y situación única. Algunos podrían descubrir que pueden desconectarse de un hogar ruidoso escuchando música. Otros pueden optar por trabajar en una cafetería o biblioteca local para eliminar su necesidad de realizar múltiples tareas en casa. En última instancia, necesitarás encontrar una estrategia que funcione mejor para ti.

Independientemente de dónde elija trabajar, considere apagar su teléfono celular para evitar perder el foco cada vez que aparece un mensaje de texto o una notificación. Y si aún tienes problemas para resistir la tentación de revisar tu correo electrónico o navegar por la Internet, intenta descargar un bloqueador de sitios web. El uso de aplicaciones como Cold Turkey y Freedom puede ayudarte a eliminar las distracciones al bloquear las aplicaciones o sitios web que tienden a competir por su atención, como Facebook y Twitter.

5. Participa activamente.

Si el curso tiene la posibilidad de interactuar con otros estudiantes o con el tutor, participa activamente, esto te ayudará a aclarar tus dudas y comprender mejor los materiales del curso y te brinda la oportunidad de relacionarte que otros estudiantes.

Leer las opiniones de otros estudiantes o las interacciones del docente te ayudarán a tener un aprendizaje más significativo y a aclarar dudas que quizá aún no te surgían pero que son relevantes para tu aprendizaje.

6. Aproveche la red.

Las clases en línea a veces pueden hacerte sentir que estás aprendiendo por tu cuenta, pero esto no podrías estar más lejos de la realidad. La mayoría de los cursos en línea se basan en el concepto de colaboración, con profesores e instructores que fomentan activamente que los estudiantes trabajen juntos para completar las tareas y discutir las lecciones.

Estas interacciones te permitirán conocer a otras personas con intereses similares a los tuyos; si te es posible conócelos y comparte con ellos tu experiencia de aprendizaje, la idea es compartir el conocimiento y juntos crear una buena experiencia.

7. La práctica hace la perfección

Las clases en línea son una excelente opción para ayudarte a obtener a cumplir tus objetivos, ya sea aprender un nuevo idioma, mejorar tus skills o aprender nuevas habilidades. Aunque vienen con sus propios desafíos únicos, seguir los consejos anteriores puede ayudarte a tener éxito incluso en los momentos más caóticos.

estudiar-online-en-casa-para-universitarios-1280x720-1

Recomendaciones para el estudiante online

Es importante que nos enfoquemos en la experiencia que vive un estudiante en línea,  especialmente en un contexto de aislamiento social obligatorio a nivel global. A continuación vamos a compartir algunas ideas, sugerencias y recomendaciones para el aprendizaje y abrimos los comentarios para sus aportes.

Maneja tu tiempo y horario de estudio

Luego de la clase que compartes con tus docentes y compañeros tendrás sesiones asíncronas (son clases que no tienen un horario, y que puedes acceder en cualquier momento), es importante tener rutinas, horarios. Horarios para entrar al aula virtual, horarios para hacer las asignaturas, horarios para leer así como horarios para estiramientos, y todo lo que tenga que ver con la salud personal.

Llevar un calendario y una lista de tareas

Llevar clases online implica muchas veces tener tareas, asignaturas, entregables y eso conlleva a tener fechas de vencimiento que se juntan. Se pueden usar varias herramientas. Una, muy eficaz, es to-do de Microsoft, donde uno puede poner las tareas y las fechas para cumplir. Así se podría evitar dejar todo para el último momento.

Tener ordenadas las carpetas y los archivos en la nube

A veces uno deja todo en el escritorio de la computadora y al final no se encuentra nada. Hay que tener todos los documentos en respectivas carpetas, asociadas a cada curso. De igual modo, herramientas como Mendeley o Zotero permiten organizar los PDF y ponerle etiquetas de información. Usa OneDrive de Office para almacenar y compartir documentos, estarán disponibles para que los uses en todo momento.

Consulta con los docentes y los asistentes en el Aula Virtual

Frente a la duda, escribirles a los docentes o a los asistentes de curso. Usen el Foro de Dudas y Consultas del Aula Virtual. En muchos casos, las orientaciones van a parecer obvias, pero es importante no quedarse con la duda. A veces los docentes y asistentes presumen que no hay consultas. Y también la respuesta para un estudiante puede servir para otro. Vale la pena entrar regularmente al Aula Virtual para ver qué se está comentando en los foros.

Revisa constantemente tu equipo

Ya sea que vayan a participar en una videoconferencia con todos los alumnos y el docente del curso, o en una videoconferencia con el equipo, es importante revisar que la cámara, la salida de audio y el micrófono estén funcionando.

Puedes usar tu móvil o tablet para conectarte a las videoconferencias, pero ten en cuenta que a veces la pantalla será muy pequeña para ver cierto tipo de contenido que comparte el docente.

Aprovecha los recursos en nube

Si van a trabajar en equipo a nivel online, existen varios recursos gratuitos que pueden aprovecharse para compartir archivos, como Dropbox, OneDrive de Microsoft o Google Drive. No olvidar usar las recomendaciones del punto 3 y tener carpetas y subcarpetas para organizar la información. Trabajar en equipo implica ser muy ordenados con los documentos y las distintas versiones que se crean de los mismos.

Aprovecha las Videoconferencias

El tiempo en las videoconferencias debe ser aprovechado al máximo y por ello es importante que revises los materiales que los docentes y asistentes suben a las Aulas Virtuales. Para tu primera clase es importante que entres a la SALA DEL CURSO en la sección videoconferencia de tu Aula Virtual, esta sala está siempre abierta y puedes usarla para practicar o para reunirte con tus compañeros de grupo de estudios. El docente también puede crear salas especiales para las sesiones, si el docente abre una sala especial, aparecerá listada debajo de la Sala del Curso.

¿Reuniones grupales a distancia?

Puedes usar la Sala del Curso para tener reuniones con tu grupo de trabajo fuera del horario de clases. Usa la sala para tus trabajos grupales y para estudiar en grupo.

educacion-en-linea-caracteristicas-2048x1366

¿Qué características debes tomar en cuenta al elegir un curso online?

La educación en línea es una verdadera alternativa para quienes no tienen el tiempo suficiente de estudiar. Pasó de ser un simple recurso a una realidad que ha transformado los ambientes de aprendizaje y permite que los estudiantes retengan 60 por ciento más información.

A pesar de los avances tecnológicos que hay en este tema, se siguen desarrollando productos con una evidente ausencia de calidad y que, además, son aburridos, lo cual genera una mala percepción en los estudiantes que han experimentado este tipo de cursos online. Por eso, es importante que los usuarios se fijen en ciertos elementos para determinar qué tan bueno es un curso online y si vale la pena invertir en él.

Características que hay que fijarse al tomar un curso online

Los usuarios que planeen estudiar un curso online deben fijarse en las siguientes características:

1. Experto: Este aspecto es clave al momento de dictar una clase online. El experto debe conectar con el estudiante y generar tanto empatía como credibilidad. Muchas veces se tienen expertos con una curricula impecable y suficiente experiencia pero que no conectan con la cámara. Es importante tener cuidado con la búsqueda de estos expertos, ya que no basta con haber dictado una clase presencial.

2. Producción creativa: El instituto tiene la gran responsabilidad de enganchar al estudiante para que continúe con sus cursos. La producción desempeña un papel clave en esto. Un buen recurso creativo puede ser una mezcla entre videos con animaciones, imágenes de apoyo y presentaciones interactivas; sin embargo, no se debe abusar de ellos ya que se pueden convertir en elementos de distracción. Asimismo, se debe tener en cuenta que el uso del color, los tamaños de los recursos y las tipografías en e-learning son diferentes a los que se usan en los impresos tradicionales con que se estudia en un centro educativo presencial.

3. Comunidades: En los cursos virtuales la soledad del estudiante es una de las mayores consecuencias de deserción. El estudiante siente que no conecta con el contenido, se siente aburrido y, en consecuencia, termina desertando del curso. Al crear comunidades alrededor de temas en común, se le permite al estudiante generar aportes, integrarse con su comunidad y encontrar nuevos intereses. Esto se puede crear por medio de foros, wikis y comunidades privadas en redes profesionales como LinkedIn. Un curso virtual no se trata solamente de entregar contenido, también se debe buscar la interacción.

4. Navegación intuitiva: Al interior de un curso se le debe permitir al estudiante conocer cuáles son los siguientes pasos en sus estudios y dónde puede encontrar los recursos que necesita. Este es uno de los grandes retos en educación. No es sólo tener una plataforma educativa de última tecnología y saturar al estudiante con recursos, se trata de usarla apropiadamente y saber cómo integrarla con el curso.

5. Tiempo: Hoy en día, las personas tienen una capacidad de atención baja, es por eso que el tiempo es un factor importante. Se recomienda la producción de videos cortos de no más de siete minutos y lecturas sintetizadas. Adicionalmente, hay que tener en cuenta el método asincrónico para que el estudiante vaya con la velocidad que él decida.

6. Objetivos de aprendizaje: Es importante que el estudiante entienda por qué está realizando el curso y si es el apropiado para él. Hacerle una introducción sobre qué va a recibir en cada módulo es una buena forma para que el estudiante vea si el contenido es el que espera. Además, se le debe informar previamente cuándo hay un prerrequisito de conocimiento, ya que al enfrentarse a un contenido avanzado que no entiende, puede ocasionarle malas experiencias de aprendizaje.