La tecnología cambiará al perro detector de bombas por un Chapulín

Para detectar explosivos, las autoridades utilizan perros entrenados específicamente para este fin.

El olfato canino es uno de los mejores en ese sentido. Pero capacitar a un perro para llevar a cabo esta tarea que salva miles de vidas es una actividad costosa que requiere mucho tiempo y dedicación.

Sin embargo, un estudio de la Universidad de Washington en Misuri, Estados Unidos, descubrió otro animal que puede ser un detector ideal de sustancias explosivas.

Se trata del saltamonte —también conocido como chapulín— o Schistocerca americana, según su nombre científico.

Menos entrenamiento que los perros

Mientras que el sentido del olfato en los humanos se aloja en la nariz, en los insectos, las neuronas receptoras olfativas se encuentran en sus antenas.

Gracias a ellas, pueden detectar los olores en el aire, ya sea el de alimentos, depredadores o el de sustancias químicas.

Las neuronas olfativas, a su vez, envían señales eléctricas a una parte del cerebro del insecto que se conoce como lóbulo antenal.

Cada antena de un saltamontes tiene cerca de 50.000 de estas neuronas.

Para aprovechar este sistema y evaluar la capacidad de los saltamontes de diferenciar aromas, Baranidharan Rama y su quipo de investigadores implantaron electrodos en los lóbulos antenales de los insectos.

Más detalles aquí: https://www.bbc.com/mundo/noticias-51644456

Los comentarios están cerrados.